viernes, 21 de junio de 2013

Vecinos, policía y asistenta social.

Vivimos en un edificio grande, de once pisos y somos seis viviendas por planta...por lo que hay de todo, gente mayor, más jóvenes, de la vieja escuela, de la nueva maleducación...de todo. 
El caso es que hace unos meses tuvimos que ir a Madrid en viaje relámpago para renovar el pasaporte de mi suegra...la cual tiene 83 años, por lo que para ella ir y volver en el día fue...matador...demasiadas horas en el coche...salimos a las tres de la madrugada y llegamos a las once de la noche...y, al poco de estar en casa llamaron al timbre...era laÑO policía!! Resulta que nuestro querido, amado y cagado perro estuvo ladrando cuando nos fuimos...y nuestros amables vecinos los llamaron...lo sé, no debimos dejarlo solo, pero no teníamos con quién hacerlo...les expliqué lo que había pasado y parecieron entenderlo, pero...había más....empezaron a preguntarme si era ciega, y que entonces cómo hacía para ocuparme de la casa y los niños...pues claro, no puedo hacerlo...me hicieron sentir incómoda...por qué tengo que explicarle a un policía lo que puedo hacer y lo que no??...pero sí les conté, aunque o bien no me creyeron, o no les resultó satisfactorio...por lo que pidieron a asuntos sociales que elaborasen un informe...
Sí, podéis imaginar cómo me sentó, la rabia que me invadió y enfureció fue grande...es que mis queridos vecinos no tienen vida?? Por qué narices la gente prejuzga sin conocer?? Nosotros somos educados, y siempre saludamos, y dejamos la puerta abierta cuando sabemos que viene alguien de camino...no, por supuesto son otros los que nos cierran la puerta en las narices, o no saludan cuando están de luna...pero no nos metemos en sus vidas!! Que ninguno ha entrado nunca en nuestra casa para poder decir como la tenemos o dejamos de tener!! 
Por suerte la asistenta que vino hoy es normal, enseguida se dio cuenta de que no tenemos troncos esperando para hacer una hoguera en pleno salón...ni la casa llena de mierda...sí, a veces hay desorden, como en cualquier casa digo yo, sobretodo habiendo niños...pero se debe a eso, al vivir en la misma, no utilizarla tan solo para dormir, a tener un niño de tres añitos...no a mi ceguera!!
Lo que no conseguí fue sacarle si realmente venía por lo del perro o porque yo no veía...pues sería un caso de discriminación, no?? No de su parte claro, pero sí de quien haya dicho lo que le vino en gana...pues que el perro ladre no tiene que ver con el hecho de que yo esté ciega...
No me gusta en absoluto que se metan así en mi vida, yo decido a quien le abro la puerta, tanto de mi alma como de mi casa, así que que se metan en su puta vida y me dejen tranquila vivir la mía!!
Que sí, estoy ciega, tengo limitaciones, pero yo llevo al peque todos los días al cole, y lo voy a buscar, y voy al súper a hacer la compra, y hago de comer...sí, soy una persona normal, con todos mis defectos y todas mis virtudes, pero dudo mucho que esté bien lo que han hecho, pues sé a ciencia cierta que no es por preocupación...al igual que cuando me preguntan por mi suegra...les da igual que esté en una silla de ruedas, tan solo les interesa poder chismorrear...me dan pena, y un poco de asco y vergüenza ajena, pa que negarlo.
Espero que nunca os pase algo así, no es grato, pero reconforta el saber que una puede, y que probablemente ellos están convencidos de que no es así debido a que no tienen fuerza para coger las riendas de su vida, ellos sí que no serían capaces de hacer la cuarta parte de lo que diariamente hacemos aquellos que tenemos enfermedades tan jodidas como la retinosis...así que ole por todos y cada uno de nosotros, por los enfermos y los que nos quieren y apoyan, porque nosotros sí que valemos!!