martes, 25 de junio de 2013

El verdecito que no tuve...

Siempre pensé que en España los que teníamos baja visión o estábamos ciegos contábamos con mucha más suerte, mucho más apoyo, mucho más intento de facilitarnos la vida que en el resto del mundo...lo cierto es que tampoco me había preocupado en averiguar cómo era en otros países, pero sabía que un organismo de la magnitud de la ONCE tan sólo existía aquí...cuenta con muchos recursos, gente bien preparada para enseñarnos a tener la vida más fácil, a poder ser realmente independientes, te asesoran sobre posibles ayudas...
Yo, particularmente, apenas acudo a su sede, primero por falta de tiempo, pues por ejemplo siempre quise hacer teatro pero no me cuadraban los horarios...segundo porque cuando hacen un festejo con comida...se me sale por completo del presupuesto, sin decir que ni tan siquiera me suele gustar lo que eligen...tercero debido a que nunca pude ir a las excursiones...lo mismo, falta de tiempo y dinero, sobretodo dinero...pero sí sé que cuando lo he necesitado me ha prestado su ayuda, consta de psicólogos bien preparados y, obviamente especializados por la experiencia a tratar con nuestros problemas, nuestros temores...también me han ayudado las técnicas tiflotecnológicas enseñándome a utilizar las lupas y los programas parlantes...aunque, para mi trabajo no eran óptimos pues no puedes tener a un cliente a la espera de que el ordenador te vaya leyendo...no vendes...y, por supuesto, con ellos aprendí a usar el bastón, empezando por no darme tanta cosa, por no poner tanta barrera mental entre él y yo...supongo que todas son buenas pero mi Ángeles...fue estupendo aprender con ella, sentir cómo notaba cuándo me emocionaba y entusiasmaba...repetimos varias veces en las escaleras mecánicas y todo!! Sí, lo pasé muy bien y aprendí mucho, vaya que sí!! Tanto que a día de hoy tengo independencia...y ya no estoy segura si no salgo sin mi bastón...
Pero he descubierto que hay un fallo muy grande, y que por lo menos en Argentina no lo tienen...
Aquí usas el mismo bastón tengas baja visión o seas ciego total y absoluto!! Y, por supuesto hay una gran diferencia...no es lo mismo ver muy poco que no ver nada de nada...Allí no, tienen el Bastón Verde, el que yo hubiese querido usar en un principio, cuando aún veía, cuando entraba en un bar, o en el súper y tenía que o bien explicar que sí veía un poco, o bien aguantar las caras de la gente y sus prejuicios...hubo una ocasión en que me enfadé mucho, bajé a poner el ticket de la hora para que la grúa no se llevase el coche, y bajé yo sola, sabía dónde estaba el parquímetro, y dónde el coche así que...qué problema había?? Para mí desde luego que ninguno pero por lo visto para una señora sí...empezó a gritarme, diciéndome que por culpa de gente como yo no les daban pensiones a otros que sí lo necesitaban...primero traté de explicárselo, le decía que apenas veía pero que aún no estaba ciega...le daba lo mismo, seguía gritándome y diciendo improperios...y me calenté, le solté que no tenía por qué darle explicaciones de mi vida, y que desde luego no llevaba bastón por gusto...una pareja joven me dijo que no le hiciese caso, y se reían de ella, o de la situación, o qué sé yo de qué...me fui toda cabreada echando humo por las orejas para mi casa...aunque lo cierto es que no vale la pena, nunca lo vale, pues no es que ese tipo de gente no sepa, es que se regodean en su ignorancia...para intentar joder al prójimo!!
En fin, que situaciones de este tipo se evitarían muy fácilmente con el verdecito, como le llaman...o no?? Puede que no, que no todas las situaciones de esta índole fuesen a desaparecer, pues obviamente no es una cuestión de colores...sino de educación y respeto, de darse cuenta de que, al igual que uno no utiliza una silla de ruedas porque sí, tampoco lleva un bastón por gusto...y que el hecho de cobrar o no pensión es cosa de cada cual, no le interesa a la sociedad si cobro o dejo de cobrar, además que no le estoy quitando pensión a nadie!! Si me la dan es debido a que, por desgracia, cumplo los requisitos para percibirla!!
Aún con todo, me hubiese gustado lucir mi verdecito, el cual reflejaría mi esperanza, esa que aún a día de hoy está ahí, aunque más dormida...pues ya no espero lo mismo, ya no tengo miedo de quedarme ciega, pues ya lo estoy...aunque sigo sufriendo pensando en el qué pasará, pero con un matiz bien distinto...sí, hubiese querido tener un verdecito, para que la gente pudiese darse cuenta de que el hecho de llevar un bastón muchas veces no implica estar ciego...aunque también me ha servido para practicar...sí, para pillar los detalles que la gente pensaba se me escapaban...los buenos y los malos, todos, incluso los de no saber qué hacer...he visto caras de orgullo, en plan qué bien se desenvuelve, y también de pena, mírala tan joven y así...de no entender nada, y cómo haces la compra?? Y cómo llevas tú al niño al cole?? Supongo, no, más buen creo firmemente que hubiese vivido lo mismo que con el blanco...pero, entonces, por qué este anhelo de haberlo usado?? Me hubiese sentido mejor de cara a la sociedad?? O de cara a una mínima parte quizás?? A veces un mínimo marca mucha diferencia...puede que me hubiese sentido mejor de cara a los que, como yo, tenían baja visión y podían realmente comprender de qué se trataba la cosa...o sería puro egoísmo?? Me sentiría mejor conmigo misma?? Me hubiese resultado más fácil?? No, pues lo duro es saber, y pensar, que lo tienes que utilizar, lo más complicado es usarlo a solas por vez primera...y creo que el color no importa, que quienes tienen la oportunidad de usar el verde lo sufren de igual modo...pero sigo pensando que hubiese habido diferencia, pero cuál?? Tendría quizás más esperanza en que la sociedad comprendiese que no era ciega sino que tenía baja visión?? O quizás mis sueños e ilusiones estarían puestos en que llegase la cura antes de tener que utilizar el blanco?? Busco y busco, y me imagino usándolo toda orgullosa, pero sigo sin poder definir realmente qué haría la diferencia...aunque sé muy dentro de mí que la habría, que la hay...seguiré indagando en mi interior, intentando encontrar un motivo razonable, el cual de momento no acabo de encontrar...pero sé que lo quería utilizar, y que me parece una buena idea, una buena opción...
Ay, verdecito mío, en este mundo no te he usado, pero si vuelvo a ver...aunque sea tan solo como antes...entonces, te quiero en mi vida!! Pintaré uno, pediré uno a Argentina, o tocaré la moral en la ONCE...lo que haga falta, aunque solo sea para sentir mi espíritu libre y saber la diferencia...