martes, 11 de junio de 2013

Las redes sociales.

Me considero una persona abierta, me gusta relacionarme con la gente, pero he de reconocer que últimamente he cambiado...
Siempre me pareció bien poder tener una cuenta en Facebook, poder estar en contacto estrecho con la gente que fui conociendo y, por una u otra circunstancia, pasamos a estar lejos, a no tener ese contacto directo casi a diario...poder ver sus fotos, saber casi todo de ellos...y sin gastar en móvil ni depender de coincidencia de horarios...pero, al mismo tiempo nunca había comprendido a aquellos que se relacionaban con extraños!...con gente que no habían conocido antes!!
Y, de un tiempo a esta parte...parece que no hago otra cosa!! Sí, yo, que lo consideraba raro, que creía que no podías tener una relación de amistad así, sin conocerse primero en persona...quizás, tal vez, no lo comprendía precisamente por no haberlo hecho nunca...por preferir el contacto humano, en carne y hueso... Y ahora me doy cuenta de que tiene muchas similitudes con la diferencia de ser comercial de calle a hacerlo por teléfono...
Sí, fui comercial y relaciones públicas de calle, para particulares y empresas, durante casi cuatro años...y, cuando debido sobretodo a mi querida retinosis tuve que cambiarlo por el teléfono...dios, cuantos prejuicios tenía!! Cuanto miedo a lo desconocido! Cuanta inseguridad!! Me encantaba mi trabajo, me lo pasaba en grande...aunque, por supuesto, había momentos, días e incluso épocas duras y malas...en qué no las hay?? Qué exactamente está exento de todo esto?? NADA, absolutamente nada en esta vida lo está...en fin, que llegó el día en que no debía andar más pateándome las calles, las ciudades, las casas ajenas, los negocios...y, si quería seguir disfrutando del mundo de la venta, que tanto y tanto me apasiona...tan sólo tenía una opción...el telemárketing!! Me sonaba tan, pero tan frío...no llegaba a comprender cómo podía lograrse sin mostrar tu cara alegre, sin poder ver cuándo te estaban vacilando, o mintiendo, o realmente estabas perdiendo el tiempo...ni cuándo, ni con quién, tenías que estar más a fondo, ya que estabas ante alguien duro, pero al que te podías ganar...a quien realmente sí le interesaba lo que le ofrecías...
Aún así probé, pero no fue por otro motivo más que necesitaba trabajar y cobrar y no encontraba otra cosa...y descubrí un mundo nuevo!! Era lo mismo que cara a cara, había de todo...gente que te escucha, quien te cuenta su vida pues se siente solo, gente muy amable, gente borde, con quien casi ni podías decir buenos días...exactamente era lo mismo que el cara a cara!! La gente no compra un producto, te compra a ti, a lo que le trasmites...ésa es la clave de un buen comercial; no hacen falta las mentiras, ni los engaños, ni nada que se le parezca...para ser buen comercial hacen falta requisitos bien básicos: ser alegre pero serio, escuchar lo que te están diciendo, no ser pesado pero insistir, ser atento sin ser pedante...como en cualquier relación ínter personal!!
Y ahora, aquí estoy, descubriendo que con las redes sociales sucede exactamente lo mismo!! Da igual lo lejos que esté alguien, puede convertirse en ese amigo indispensable, en esa hermana que te comprende muy bien, y con la que estás deseosa de hablar, y de saber cómo le fue el día...a diario!!
Sí, con grupos de gente que tiene muy buenas intenciones, todos nosotros intentamos dar lo mejor de cada uno, ayudarnos, escucharnos, apoyarnos, entendernos...y, para esto, no hace falta el contacto físico!!
Desde entonces me siento una más de esos bichos raros que consideraba antes, estoy al día de muchas cosas, me siento muy cerca de un montón de buena gente...y todo gracias a las redes sociales!! Desde que tengo este mi mundo cibernético pero real, me siento mejor conmigo misma, tengo ganas de hacer más y más, no quiero que nadie, absolutamente nadie se sienta solo, incomprendido, que no se quede ni un alma sin sacar fuerzas y motivos para vivir el día a día pues, incluso con la retinosis, si se quiere se puede ser feliz, y mucho!!