jueves, 6 de junio de 2013

Bendita adolescencia...

Como ya comenté siempre tuve problemas de visión, me comía las papeleras de las aceras, chocaba continuamente, no veía los muñecos reflectantes...sí, recuerdo que tuve un poni que lo 'cargabas' con la luz y después se veía en la oscuridad, pero sólo conseguía verlo fugazmente, y siempre que no se moviese... Era a ciencia cierta una niña muy, muy patosa, no había barandilla, cajón, puerta ni gente capaz de librarse de mí!! Por aquel entonces iba a un oculista privado, pero obviamente eran otros tiempos por lo que tardaron mucho en darse cuenta de que lo que tenía era retinosis pigmentaria...
Lo recuerdo como si fuese ayer, cuando me explicaron en casa lo que tenía...o más bien le pusieron nombre, pues era de todos bien sabido que no veía una mierda...era una adolescente, rebelde y sin causa, y di muuuchos quebraderos de cabeza...en fin, me dijeron que era como si mi ojo fuese un cuadrado lleno de puntitos diminutos por los que veía, y que a causa de mi enfermedad con el tiempo me iban desapareciendo puntitos...y así hasta que un día muy lejano me quedase ciega...pero que la ciencia avanzaría lo necesario, pues era muy joven.
Realmente no me preocupé por aquel entonces, era muy inconsciente, y aunque sabía que era cierto, no me influía mucho...o eso creía...hasta que empecé a sacarle partido, a ir siempre acompañada, y a no resignarme a salir, al contrario!!lo pasaba en grande con la pandilla riéndome de mí misma, de lo cegata que estaba, y siempre decía en casa que me tenía que quedar más tiempo...de lo contrario no me podrían acompañar!!jeje
Obviamente fui creciendo y madurando, y la retinosis conmigo. Me enseñó de quién me podía fiar y de quién no, pues si no me sentía segura guiada por alguien...es que esa persona no era de fiar para mí en nada!! Y nunca me falló, la retinosis, la gente...hay de todo. Supongo que a todos nos fallan, tengamos enfermedades o no...no creo que fuese por eso...al menos por aquel entonces...
Los compañeros de clase se creían que era una borracha de la ostia, claro cuando me veían los fines de semana agarrada para ir a un pub, o una discoteca...no entendían que no veía!!supongo que, y más a esas edades, es difícil de creer que alguien que aparenta tan normal tenga una enfermedad seria...pues como no la ven...
Otro problema era al ligar, tenía unas amigas que se preocupaban realmente por mí, pero eso fastidiaba!! No me dejaban simplemente irme con el chico en cuestión a un sofá, ya ni pensar en salir del local, eso ni de coña, que si me dejaba tirada...claro, no había móviles...y qué hacer?? Al principio les explicaba lo que me pasaba, hasta que poco después me di cuenta de que ninguno se lo tragaba, y les importaba menos aún...así que les daba la razón, iba muy, muy pedo, y de ese modo los calibraba, se pensaban podían vacilarme...y se jodían si se pasaban de listos...qué bien me lo pasaba...
Así que sí, la retinosis me ha ido enseñando muchas y muy buenas cosas a lo largo de nuestra relación, es mi otra parte, mi mejor aliada, inseparable de mí....
Y todo lo que me habría perdido sin ella...no sería yo!!