sábado, 3 de agosto de 2013

Tú pagas la crisis...sobra decir que no te lo mereces

Siempre quise tener un perro, desde niña, pero Papá Noel nunca me lo trajo...cuando me independicé compartí piso y los dueños no dejaban tener perros ni gatos, así que nos compramos un conejo. Le quise, e intentaba jugar con él, aunque no le gustaba mucho...era un poco arisco. Un día llegué a casa después de trabajar y el pobre estaba muy malito, tuve que llevarle al veterinario de urgencia, tenía gastroenteritis, y tuve que tomar la decisión de dejarle ir, no podían hacer nada por él salvo ayudarle en el proceso evitándole el sufrimiento...lloré mucho, y recuerdo que le dije a la chica que no quería tener animales nunca más, e hijos tampoco...sufrí por Pelocho, y no quería volver a hacerlo. 
Con el tiempo resulta que apareció mi media naranja en mi vida, y ya venía con hija incorporada...así que no pude cumplir mi propósito de no querer para así evitar sufrir...por navidades nos pidió un hermanito o un perro, y pensamos que el hermanito tardaría un poco más, así que aumentamos la familia con Toby...recuerdo lo pequeñito que era, así como todo el trayecto hasta casa, en el coche, yo tranquilizándole, poniendo mis dedos en el transportín para que no sintiese miedo...tenía tres meses, era un bebito...retengo cada instante con él en mi memoria, intacto, su primer ladrido al sentirse delante de un espejo, lo cagón que es-le tenía miedo absolutamente a todo, fregona, bolsa fuera de lugar, el timbre en la tele...-sus besos, su extrema alegría cuando volvías a casa, su tristeza cuando la niña no estaba con nosotros...sus trastadas...todo. Papá Noel se lo trajo a ella, pero él me escogió a mí, no me deja ni a sol ni a sombra, siempre está alerta...supimos que estaba embarazada por él, pues como ya lo sabía venía a olerme y estaba más cariñoso de lo normal...cuando volví del hospital con el niño fue a olerlo y anduvo muy pendiente de él, de hecho yo estaba en la cocina y vino ladrando, yo le mandaba callar pues iba a despertar al pequeño...entonces, como no le hacía caso, empezó a saltar y empujarme por detrás con las patas, me llevó a la habitación, donde mi recién estaba llorando...
Hoy estoy muy triste, desolada y deprimida por él, pues la crisis nos está consumiendo, y desde luego que para el ciudadano medio no se trata sólo de apretarse el cinturón, sino que nos ponen la soga al cuello, mientras se dedican a echarnos la culpa pues según ellos hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, y a vivir a cuerpo de rey, siendo inmunes ante la justicia y la moral. Mi querido y fiel compañero, que no ha hecho absolutamente nada, que desde luego no ha vivido por encima de sus posibilidades ni tiene ningún tipo de culpa de la situación del país, va a pagar las consecuencias de esta situación; de echo ya lleva tiempo pagándolas, pues está con heridas y como no tenemos medios económicos no hemos podido llevarlo al veterinario, por lo que el cuerpo le pica y se rasca mordiéndose...y para colmo de males debemos irnos del piso en el que estamos, y ya no podemos alargar la espera y pensar que todo se va a arreglar, y que lo vamos a poder cuidar bien...por lo que debemos buscarle un nuevo hogar, una nueva familia que lo quiera y pueda cuidarlo económicamente...
Es una puta injusticia, me siento desgarrada, con el alma echa añicos, lo estoy traicionando, y no lo entenderá...pero ya no veo otra salida, él se merece una buena vida, a alguien que sí lo pueda tratar...lo hago por su bien, para que tenga calidad de vida...entonces, por qué diantres me siento tan mal?? Él me trata como siempre, pero no me lo merezco...para mí es un hijo más, y debo abandonarlo...ahora sé a ciencia cierta lo que sienten todas las madres que han tenido que abandonar a sus hijos, pues la vida les ha forzado a ello, y la sociedad las juzga, sin tener en cuenta su dolor, el sacrificio que han tenido que hacer por ellos, para mejorarles la vida, a pesar de no perdonárselo jamás y llevar la carga toda su vida...
Debo abandonar a un miembro de mi familia debido a que muchos se han dedicado-y seguro que habrá quienes lo continúen haciendo- a robar cantidades estúpidas de dinero, a engañar a la gente para quitarles sus ahorros, a crear empresas para ayudar que realmente sólo ayudaban a llenar el bolsillo de sus creadores...y a ellos no les pasa nada!! Siguen intocables, cobrando indemnizaciones y pensiones millonarias al jubilarse...quejándose de lo mal que están, recibiendo rescates europeos que pagamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos para solucionar su solvencia provocada por sus engaños y mala gestión, pero de lo que no vemos, ni veremos, un céntimo, pues como no se fían de los ciudadanos no fluyen los créditos...mientras todo esto ocurre por otro lado hay quienes sí pagan la crisis, vaya si la pagan, se quedan sin casa, en la calle tal cual ratas, muchos incluso se han suicidado pues psicológicamente no han podido con la situación...no tienen qué darles de comer a sus hijos, y encima tienen que escuchar la hipocresía, tanto del gobierno como de cada uno de los que nos han robado y/o han ayudado a hacerlo...la justicia no es igual para todos, para mi Toby no lo es, como para tantos otros. 
Lo siento mucho hijo mío, espero que cuando llegue el momento puedas superarlo, que no te quedes triste, cógeme rabia si eso te ayuda, pero aprovecha tu nueva vida y sé feliz. Olvídame, yo no lo haré, siempre sentiré que es un precio muy alto para poder seguir adelante...
Te quise, te quiero y te querré siempre.