martes, 31 de diciembre de 2013

Mi balance...

Como todos los años, este llega a su fin...y hay que hacer balance...o eso dicen...para mí no está resultando nada fácil, pues el 2013 ha sido un año de extremos...
Lo empecé muy mal...con la muerte de mi suegro...y todo el dolor que eso conlleva...máxime cuando convives con él...cuando forma parte de la pequeña gran familia que conforma tu hogar...sé que fue a un sitio mejor...que nos está cuidando a todos desde el cielo...pero el dolor no se va...
Después fuimos sobreviviendo como podíamos...haciendo agujeros aquí para tapar los de allí...a trancas y barrancas...llevándolo en silencio, como si de hemorroides se tratase...pero, entonces, descubrí que en el mundo aún queda mucha gente buena...gente a la que conocí gracias a internet...al Facebook...personas realmente imprescindibles en mi vida...sin las que nuestro cambio no hubiese sido posible...gracias, una y mil veces gracias...ya sabéis cómo nos conocimos...gracias a los grupos que ahora son imprescindibles en mi día a día...aunque últimamente mi vida ande a mil y no tenga todas las noches fuerzas para estar despierta y conectada...me enseñasteis que no estamos solos, que no juzgáis nuestros actos, que nos apoyáis y movéis cielo y tierra para ayudar...y esto no tiene precio...es lo mejor de este año, sin duda...
También empecé la gran aventura de escribir este blog...con la buena intención de compartir las mejores anécdotas de mi querida retinosis...mi gomita borradora que cumplió su trabajo al completo...la que me dejó sin ver con los ojos...pero me abrió el alma...y, al final, fui compartiendo mi alma...mis sentimientos afloran cada vez que me pongo a escribir...me abro al mundo...y a mí misma...es mi terapia personal...sin tarificación horaria...y la más provechosa que podría existir...con cada palabra, cada línea, cada publicación, me doy cuenta de que mi vida no la gobierno yo sola, que la retinosis acapara y hace suyas muchas de las cosas que me han ido sucediendo...que no sería lo mismo sin ella...que podría estar sana...pero, a la vez, vacía de espíritu...y, sobretodo, que muchas veces, muchas vivencias, sentimientos, decisiones...son iguales para todos, enfermos o no de retinosis, de stargardt, de cataratas...todos tenemos una sola vida...y debemos aprovecharla...vivirla...pues mañana puede ser tarde para empezar a hacerlo...
En este 2013 se me han ido dos grandes señores...mi suegro, y mi abuelo prestado...y mi gran, fiel e inseparable alma perruna...mi Toby...al que, por circunstancias de la puta vida, ya no puedo tener conmigo...y siento mucha pena y dolor por todo ello...quizás sea tan sólo por egoísmo...por seguir queriendo tenerlos conmigo...por necesitarlos...pero no puede ser...hay que disfrutar de los nuestros mientras están con nosotros en la tierra...mientras la vida no se empeñe en arrebatárnoslos...después tan sólo nos quedan los lamentos...el dolor...los recuerdos...
Pero no todo fue malo!! Como ya dije...encontré muchas PERSONAS, sí, con mayúsculas...gente grande...modestos todos ellos...sin los que no hubiese sido lo mismo...sin los que nuestra carga sería demasiado pesada para sobrellevarla...
Por todo ello...mi balance no es ni bueno ni malo...es un balance de un año más que termina...uno más que la vida me brindó en compañía de mis pequeños grandes hijos, de mi amado esposo, de mi querida suegra...y de toda la gente linda que fui encontrando y reencontrando...de todos y cada uno de vosotros...os conozca o no en persona...a los que quiero en mi vida este 2014 que comienza en breve...
Y acabo el año como lo empecé...pasando la noche en vela...

Hasta el año que viene!!