martes, 31 de diciembre de 2013

Un año sin ti...

Querido Moncho, allá donde estés, cuidándonos...te escribo...para decirte todo lo que ya sabes...hoy, que hace un año me llamaban del hospital para darme la fatídica noticia...que te habías ido para siempre de la tierra...
Aquí las cosas empiezan a tomar rumbo...aunque no ha sido nada fácil...empezamos el año que ahora termina tan mal como acabamos el anterior...sin ti...con un dolor muy inmenso dentro de cada uno de nosotros...yo sigo tomando los redbulles que conseguían que tuviera fuerzas para todo...Patty sigue guardándoselo todo para sí...ya sabes, la adolescencia...Mauricio te extraña cada día...Teresa se vuelca en todos nosotros, sobre todo en vuestros nietos...Rafa...sigue sin entender, el pobre renacuajo...aún pregunta qué te duele...porque para él sigues en el médico...
Nos mudamos a Santa Cristina...a empezar una vida nueva y mejor...pero os quedasteis Toby y tú por el camino...no es justo...y sí, ciertamente vamos tirando pa alante, con un poco menos de esfuerzo que antes...con una casita mejor...un hogar más confortable...con mejores prestaciones...aunque, como bien sabrás, eso no llena tu hueco...el vacío que nos dejaste no lo llenará nunca nadie...las cosas materiales son tan sólo eso, materiales...y las personas, las almas, son insustituibles...pero hacemos lo que podemos, te llevamos dentro, te recordamos, hablamos a menudo de ti...lo siento, pero aún estás aferrado a la tierra..,a nosotros...pues cuando alguien vive en otras personas...no muere...sigue vivo...y así estás tú...  
Aún te debo la caipiriña...no he tenido ocasión de rendirte el homenaje...pero tranquilo, sabes que no olvido, y cumpliré mi promesa...pues la hice de corazón...aunque me dejaste tirada...el trato era tomarla contigo...pero te perdono...la tomaré a tu salud...
Tan sólo te pido que nos sigas cuidando, que desde allá arriba intercedas por nosotros...pues necesitamos tu bendición...te queremos mucho, y siempre lo haremos...dale un beso muy grande a cada uno de los que tenemos contigo ahí arriba...y sé feliz...llegará un día en que volveremos a estar todos juntos...a vivir en armonía como la gran familia que somos...mientras tanto...te honraremos aquí en la tierra...
Un beso muy grande.