jueves, 3 de abril de 2014

La vida se lo pone peor a ell@s...

Nosotros, los que tenemos retinosis, pasamos por muchas etapas...sorpresa, negación, alucine, indignación, adaptación, aceptación...pero...y nuestras parejas?? En mi opinión se llevan la peor parte...
Mi marido nunca tuvo problema ninguno con que yo tuviese retinosis...nunca fue un impedimento al amor que siente por mí...siempre estuvo pendiente de lo que necesitase para sentirme mejor...de llevarme a los oftalmólogos, costase lo que costase, de buscar el modo de conseguirme las mejores tecnologías adaptadas a mis necesidades...siempre me explicó con todo lujo de detalles cualquier cosa, monumento, foto, video...para que no perdiese detalle a pesar de mi poca visión...incluso hacía fotos para enseñármelas con el zoom...
Sé que mi pérdida total de visión fue mucho más dura para él que para mí...también soy muy consciente de que a pesar del amor que nos tenemos...no siempre ha sido fácil...la vida nos pone a prueba constantemente...y mi carácter también...yo tengo malos prontos cuando me canso de esperar y esperar y repetir y repetir...y no está bien, a pesar de que me moleste mucho que muchas veces parezca que veo por el mero hecho de que tiro pa delante...y, a pesar de todo, sigue aquí, conmigo...sé que me ama, y que no es fácil para él saber lo que me duele no ver a nuestros niños...y sentirse impotente al no poder hacer nada...que hay muchas cosas, de las que realmente importan, que no se pueden explicar ni definir con palabras...que es muy consciente de que me duelen horrores los ojos a diario y no puede hacer nada...pues esto no es como cuando uno tiene gripe...no llega con ir a la farmacia y comprar una couldina...que los mimos no siempre son suficientes...y menos cuando la vida no nos da mucho margen para poder darlos...
Sí, mi marido tiene una vida muy difícil...y mi ceguera es una carga más a su espíritu...algo que quiere sufrir en silencio para que no decaiga mi ánimo...para, por lo menos, evitarme otro bajón...algo muy difícil de sobrellevar cuando no se tiene un buen manual...yo lo tengo más fácil...mi mente se ha ido adaptando desde que tengo memoria...antes incluso de saber qué era lo que tengo...he ido sacando de no sé dónde los trucos necesarios para poder hacer las cosas...para valerme por mí misma...como todos los que tenemos retinosis...pero, y ell@s?? Cómo conseguimos que se puedan adaptar?? Qué decirles para que no sufran de más por nosotros?? Sé que se siente muy orgulloso de mí, de que sea capaz de cocinar, de limpiar, de ir a dónde preciso yo sola si él no puede acompañarme...y que muchas veces es un arma de doble filo...pues le reprocho que ya dé por hecho que puedo hacer esto o lo otro...sí, me siento satisfecha e independiente...pero...a la vez es como si me faltase...no sé...protección quizá?? Como si él pensase que sí veo...que puedo con todo...y no es así...sé que él no lo piensa...pero me frustra tanto el no ver...me cuesta mucho sacar fuerzas para tirar pa alante día a día...cuesta tanto deshacerse de la coraza que una arrastra toda la vida para que no le hunda el hecho de saber bien parte de lo que conlleva la enfermedad...y, cuando estoy tontita y lo saco para afuera...no siempre es el momento...y no es su culpa, lo sé, pero jode, y duele, y quema, y desgarra por dentro...y me gustaría tanto no sentirme así...para él no es nada fácil...intenta hacerme ver que no debo sentirme así...y muchas veces eso me encabrona...pues no necesito que me diga cómo debo sentirme...tan sólo que me abrace...que lo hace, pero después...
Por esto creo que debería existir un buen y completo manual de instrucciones para estos casos...no sé si soy la única que se encierra en sí misma la mayoría de las veces, la única que paga con quien más ama lo puta que es la vida, lo jodido y asqueroso que es no ver lo que más importa...lo que de verdad duele perder...pues no a todo se puede adaptar uno...no siempre...hace más de un año que no veo la cara de mis hijos... Patty es adolescente... Rafa tiene cuatro añitos...los dos cambian físicamente casi a diario...y no encuentro consuelo para eso...por mucho que él me repita que lo importante es estar con y para ellos, los vea o no...no es nada fácil...nada me reconforta en este aspecto...y a él menos...no encuentra el modo de ayudarme a sentirme bien del todo...de que deje de estar jodida cada vez que despierto y, una vez más compruebo que tan sólo veo en mis sueños...y yo no sé cómo narices podría hacerlo...qué es lo que realmente me haría aletargar al máximo ese dolor...
Sí, mi marido es una de esas personas extraordinarias, de las que apenas encuentras con suerte dos o tres en la vida...con una paciencia infinita, mucho mayor que la de Job...que ama a su familia por encima de todo...que luchó mucho para poder estar todos juntos...que nunca, jamás, me hizo sentir que tenía el más mínimo reproche por yo no ver...a quien nunca, jamás, le importó que tardase más en hacer esto o aquello...que dejó de hacer muchas cosas cuando yo dejé de ver...que siempre intenta que me sienta bien conmigo misma...sí, no deja de ser un hombre...no siempre nos comprenden...pero el mío es un hombre excepcional, único, sin el que no puedo vivir..,a pesar de gritarle lo contrario cuando salgo de mis casillas...
Por todo ello le pido perdón, por ponerle la vida más difícil...y le doy las gracias, por seguirme amando a pesar de todo, por seguir aquí, conmigo...por querer intentar que cada día sea mejor que el anterior...
Te amo mucho mi vida, y dependo de ti...quizás pueda hacer muchas cosas sola...tal vez sea independiente...pero mi alma, mi espíritu, está ligado a ti...te necesito, y te amo.